365 Pehuajó

Tu portal de noticias.

Emotiva y superadora jornada inclusiva “sin límites” en Pehuajó

5 min read

 

 

Juan Zemborain cuenta su historia de vida. Está claro que no es la primera vez que lo hace, ni será la última. Pero su pasión, su sinceridad para hacerlo, parece ser que es la génesis de una historia que lo sigue emocionando. Y entonces logra que quienes se acercan hasta el salón parroquial en la tarde del viernes caluroso de Pehuajó, escuchen con silencio y atención.

Si disertación – historia de vida – aprendizaje – enseñanza, se hace cuerpo y después de 50 minutos recibe el saludo de los presentes; Santiago, su hijo de 20 años con TGD (trastorno del espectro autista), acaba de terminar de entregar la folletería donde narra que es “Empujando límites”.

Es momento de la foto, pero de seguir compartiendo vivencias, entre algunos de los vecinos que se acercaron.

Juan narra, cuenta y se enorgullece de su hijo; el tándem no es solo en bicicleta, es en la vida. Describe, se ríe, Santi, dice que es viernes “joda, joda, joda”. Entonces este arquitecto que hace un trazado perfecto de una historia de vida, que justamente empuja límites, se muestra orgulloso.

No quiso vivir con su hijo, lo que le tocó atravesar con su hermano, que con autismo debió ser internado de chico, y el año pasado falleció de Covid 19. Quiso y construyó otra historia de vida.

Antes que a Santi le diagnosticaran autismo, los médicos dijeron que tenía “Hipotonía muscular”, es decir falta de tonicidad en los músculos, entonces Juan pensó: “Hay que entrenar”. Y a las terapias de estimulación temprana, sumó un triciclo de ruedas anchas para fortalecer los músculos.

TGD

Ya de chiquito, Juan estuvo atento y detectó que a Santi le gustaba mucho pedalear. Pasaron por distintos rodados de bici, hasta que al ver que no se largaba a andar sin rueditas, su papá le hizo una promesa: “Santi tenés que dejar las rueditas porque a los 15 vamos a cruzar la cordillera”.

Entonces en una reunión de padres en el colegio de su hija Anita –hermana mayor de Santi, que tiene tatuada un tándem en su piel y es un pilar fundamental en esta historia- Juan le preguntó a un guía de turismo cómo podía cruzar la Cordillera con su hijo con autismo y él le contó que lo había hecho con un hombre ciego ¿Cómo? En una bici tándem. A Juan le pareció una idea maravillosa. “Esa charla me iluminó y dije ´por acá va”, contó en una ocasión para “La Nación”.

Durante dos años alquilaron un tándem en Miramar y se lo llevaban a Chapadmalal para pedalear en las vacaciones hasta que hicieron una colecta entre amigos y familiares y el 25 de mayo de 2017 lograron tener el suyo propio. Y entonces cumplieron la promesa, y un día antes de que Santi cumpla los 16, esta se cumplió.

Conectarse

Encontraron en la pasión por pedalear la manera de conectarse y divertirse juntos. Juntos formaron la Asociación Civil “Empujando Límites” desde donde transmiten su experiencia para que pueda ser reflejada en otras familias.

Pehuajó

En ese contexto, y organizado por el cicloviajero local Ricardo Bernal, se vivió una grata experiencia en nuestra ciudad. Donde además de la disertación hubo tiempo para en la jornada del sábado recorrer las calles de Pehuajó.

Pero además de los desafíos personales, Juan y Santi se pusieron uno más ambicioso: tuvieron el sueño de poner un tándem en cada punto de la Argentina para que personas con discapacidad puedan hacer sus terapias con este tipo de bicicletas.

 

Juan no pierde la sonrisa, que se hace nudo con la emoción de verse abrazado a su hijo, y relata una historia más, donde siempre son bienvenidos, o donde las travesías, se hacen aún más complejas. Pero siempre empujando juntos; siempre superando límites.

 

Ya organizaron las primeras actividades de acción social, donde lo que se busca es que todas ellas puedan conocer los programas para probar las bicicletas tándems y los acoples o bicicletas de arrastre para los más pequeños.

Este tipo de bicis no está difundido en la Argentina y no se consiguen fácilmente, por eso hay que hacer todo lo posible para que se fabriquen o importen de aluminio. Recién este año se habilitó para que las bicicletas puedan ingresar al país, luego de superar los trámites burocráticos.

Conocer

El cruce de Los Andes, el camino de Santiago en España son metas que la pareja va realizando y superando, y es por eso que van por más. Y generando que su experiencia se traduzca y llegue a más personas.

Cambiar

El arquitecto (hijo de Eduardo Zemborain, quien diseño entre otros, el estado marplatense), durante casi dos décadas se dedicó a la industria haciendo libros privados de la más alta calidad editorial. Hace cuatro años, decidió dedicarse exclusivamente a trabajar por este sueño, con las restricciones ante el avance del Covid 19, en el medio.

“Durante mucho tiempo me dediqué a contar historias de los demás y ahora estoy contando la propia”, contó Juan, que ya ha recorrido con sus vivencias distintos programas y medios nacionales.  Así llegó a Pehuajó para contar “siento que por acá es mi manera de cambiar el mundo. Hay muchos papás a los que les cuesta mostrar a su hijo con discapacidad. Con la Asociación queremos ayudarlos y mostrarles otro camino posible”.

Juan no pierde la sonrisa, que se hace nudo con la emoción de verse abrazado a su hijo, y relata una historia más, donde siempre son bienvenidos, o donde las travesías, se hacen aún más complejas. Pero siempre empujando juntos; siempre superando límites.

365 Pehuajó
Latest posts by 365 Pehuajó (see all)
Comparti esta nota

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *