365 Pehuajó

Tu portal de noticias.

Felicitas Beccar Varela: “¿Qué ´Kilombo´ se va a armar?”

Del Relato a la acción como herramienta para terminar con todos Cada 17 de octubre el peronismo conmemora la movilización obrera y sindical en la Plaza de Mayo en 1945 exigiendo la liberación del entonces coronel Juan Domingo Perón, detenido pocos días antes.

Perón venía liderando un movimiento político que incluía a las principales corrientes sindicales del país cuando el general Eduardo Ávalos pidió al presidente de facto, Edelmiro J Farrell, que destituyese a Perón de sus cargos y se ordene su detención.

Manifestantes provenientes de los barrios obreros de la periferia lograron la libertad del prisionero y obligaron a la dictadura a llamar a elecciones. Cuatro meses después, Perón fue elegido presidente de la Nación.

Repasando la historia e intentando realizar un paralelismo con lo que Cristina Kirchner, sus empleados y sus militantes, pagados utilizando los diferentes recursos del Estado (contratos, planes, pensiones, jubilaciones flexibles, cargos y ministerios) pretenden instalar, nos encontramos ante escenarios desconcertantes y peligrosos.

La arenga por parte de seguidores K: “si la tocan a Cristina que Kilombo se va a armar!” pareciera querer rememorar a aquellos trabajadores y obreros organizados por los movimientos sindicales, reclamando que liberen a su líder hace 77AÑOS.

La reivindicación de aquel día, atrasa. Muchos de los conchabados de hoy no solo no son obreros ni laburantes sino que la mayoría ni siquiera había nacido. El Presidente Alberto Fernández fue electo por el voto popular, mientras que Farrell era un presidente de Facto.

Perón fue acusado y detenido durante un gobierno, ese gobierno de Facto, Cristina Fernández de Kirchner lleva varios años en un proceso legal bajo la órbita de un poder judicial independiente en una república democrática y todavía ni siquiera ha sido condenada.

¿A quién y por qué armarían kilombo? El Poder Judicial es uno de los pilares fundamentales de la república conforme lo dispone la Constitución Nacional.

¿En qué consistiría ese “quilombo” que van a armar? Una desestabilización contra el poder judicial es un golpe al Estado, no solo afecta a la Corte, detona todo el sistema republicano de gobierno, entre ellos al Poder Ejecutivo y Legislativo.

¿Quieren derrocarse a sí mismos? Cabe pensar que el único camino que encuentran para sostenerse en un país sumergido en el desastre económico, la pobreza, la inseguridad, la falta de oportunidades, el desmantelamiento de la educación y las instituciones sanitarias, es dándose un golpe.

“Perder para ganar” reza el mantra. Autogolpearse. Elecciones Anticipadas. Cristina al Poder.

 

Por Felicitas Beccar Varela Senadora provincial (MC). Abogada.

Felicitas Beccar Varela
Latest posts by Felicitas Beccar Varela (see all)
Comparti esta nota

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *