martes 15 de junio, 2021

365 Pehuajó

Tu portal de noticias.

A la salida del túnel


Mirar el camino, como avizorar la salida parece espinoso por estos días, donde las horas y la información pasan y cambian muy rápido. En la columna de esa semana nos proponemos pensar en la salida, sin dejar de transitar, sentir y pensar el futuro. La idea es hablar sobre la música, sus temáticas, la creatividad durante y post pandemia. Convocamos a cuatro músicos y compositores de la región para que nos dieran su visión sobre tres preguntas que dan para el análisis y pensar juntos la salida:

 

En cada proceso complicado del mundo y sobre todo de nuestro país, el arte y la música hicieron cosas nuevas, afloraron nuevos movimientos musicales, se escribieron canciones fundamentales.

¿Qué les parece que va a pasar luego que salgamos de esta pandemia?

 

RICARDO TAPIA: 58 años, cantante, músico, compositor, productor. fundador y voz líder de La Mississippi blues band. Nacido en la ciudad de buenos aires, luego vivió en Florencio Varela y actualmente reside en la ciudad de Bragado.

 

-Está situación mundial en particular plantea, más que un cambio, una depresión general a nivel artístico en el mundo. La pérdida de la prespecialidad es la pérdida de la tercera dimensión humana en las artes, teatro, música, hasta salones de exposiciones. En mi caso particular no me interesé mucho escribir sobre esto, es un momento de confusión informativa mezclado con pánico y sobreexposición de casos fatales. No me parece interesante resaltar una famosa nueva normalidad tan promocionada que es solamente la pérdida de las libertades a causa de políticas mundiales disparatadas que nada previnieron.

GUSTAVO HERNANDEZ: Músico y compositor. Tiene 55 años, nació en Buenos Aires y es Pehuajense. 

 

-Siento muy fuertemente claro que la cosa va a cambiar por completo. No es que esté de acuerdo con eso, pero sí no puedo dejar de verlo para ser consciente, por un lado, aceptarlo por otro; -y eso no significa resignación ni obediencia- y estar preparado para lo inevitable también.

Muchas de esas cosas ya vienen pasando: la gente no iba a los conciertos como antes, los músicos “creadores” no se formaban como antes, la calidad de las grabaciones y el sonido en general fue en claro deterioro y el público poco a poco iba naturalizando eso.

La cantidad de gente que tiene acceso a la música solo con auriculares y mp3 es cada vez mayor.

Es así que el mundo del ukelele de 3 tonos mal armados y la voz cascada empezó a imperar hace ya algunos años, por no contar con otras banalizaciones del arte musical que vienen escarbando poco a poco hace décadas.

La esperanza es que, ante todo este panorama de baratija inconsistente, las músicas que vengan armadas con un criterio de respeto por el material musical, el sonido mismo, de base, harán algún la diferencia. La novedad va a estar en el bien hacer las cosas, como antes era.

La esperanza, también, es que la música como arte sea claramente marcada diferenciándose de la que se hace por entretenimiento y distracción, que está muy bien hacerla y todos la hemos hecho, pero no tiene que ser jamás la referencia.

Conservo esa esperanza de que el mundo, y no solo en la música, en varias disciplinas, y en la vida misma, vea donde está el verdadero valor de las cosas.

Vendrán momentos de seguir con la misma tendencia pasatista y distraída de todo con la cual el mundo y el sistema mundial se maneja y nos maneja, pero claramente tiene que explotar, en algún momento, nuestra verdadera esencia.

JORGE ALEMAN AZPIROZ: 59 años, nacido en Trenque Lauquen, músico, compositor, voz líder del “Aleman Grup”, se desempeña como diseñador publicitario y hace 35 años escribe en el Diario La Opinión de la misma ciudad.

 

-Cada vez que la humanidad transita una tragedia, el arte, la música, la espiritualidad creativa se convierte en un bálsamo indispensable para equilibrarnos, para cobijarnos de emociones, para ayudarnos a transitar tanta desolación. Suelo decir que en las guerras, ante el cese del fuego, se escuchaba cantar a las trincheras como una forma de recuperar la humanidad, la nostalgia por los afectos y la cultura añorada.

Sin duda ha sido así la música en esta pandemia, a través de las redes, los videos, streaming, etc. la que ha ayudado a soportar tanto dolor y soledad. La música insisto, es un grandísimo abrigo espiritual ante este dolor inmenso que estamos atravesando.

Jorge “Aleman” Azpiroz – ALEMAN GRUP

 

Para los artistas el desafío es tremendo, pero incomparable con los que deben asistir y cuidar a los más desprotegidos, a los enfermos, a los frágiles, a los desahuciados… el arte sino es empático, generoso y solidario no tiene sentido. La música es para compartir emociones, para convidar el alma, entonces ese ha sido en esta pandemia la labor, se intentó seguir creando, ensayando, componiendo, haciendo nuevas cosas, y sobre todo estar del lado de los sensibles en un mundo que privilegia muchas veces los intereses por sobre las personas y las vidas.

GERMAN VIZCAY: Pehuajense, tiene 38 años, músico y compositor. Profesor de música.

-Para mí va ser explosivo cuando salgamos de todo esto, porque vamos a tener la necesidad de la cercanía, del abrazo. Particularmente que ando tocando mis canciones, cuando tengo la oportunidad de tocar en vivo, previo a cantar relato de donde salió la letra, el porqué de la música. De esa manera se genera un dialogo, y la gente empieza a dialogar también y hoy lo que falta es eso. Y justamente cuando salgamos, vamos a salir con unas ganas de hacer eso y vamos a seguir componiendo.

Nunca dejé de componer, sería un error, es lo que nos alimenta el alma. Primero a nosotros mismos y es una de las cosas que no nos permite caer: La creatividad y el ingenio.

Ya en el transcurso de la cuarentena de la pandemia no solo se grabaron discos, sino se han utilizado herramientas para grabar en la casa, eso lo permitió este contexto. Unirse con músicos amigos que están lejos y podemos grabar algo y difundir ese resultado. Lo audiovisual ha sido muy importante y que quizás no lo habíamos visto antes, estando tan “afuera”.

Germán Vizcay

 

 

Ponemos pausa, pero no stop.  Seguiremos la próxima columna ya que estos tiempos nos permiten pensar y reflexionar sobre lo que viene. Ese es el propósito.

Unos de los entrevistados, recientemente posteaba en redes sociales: “Es un hermoso día para componer música para el futuro, y es lo que voy hacer”. El arte es y será la herramienta para sobrellevar la adversidad. – (A la salida del túnel -Parte I)

 

 

Nestor Javier Correa (@nestorjaviercorrea) 42 años, es músico, docente, profesor de música, pianista, cantante y productor. Integra la banda Buenas Noches Viena.

 

Nestor Correa
Latest posts by Nestor Correa (see all)
Comparti esta nota

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *