domingo 24 de octubre, 2021

365 Pehuajó

Tu portal de noticias.

Atypical: para pensar; para divertirse; para entender


Esta semana Netflix sacó a la luz el trailer de la cuarta y última temporada de Atypical. Para quienes estamos fanatizados con esta serie desde el 2017 (año en el que se estrenó) nuestro corazón volvió a alegrarse por ver de nuevo a Sam y a la familia Gardner y al mismo tiempo se quebró al saber que va a ser la última vez que los vamos a acompañar en los dramas familiares y cotidianos con los que nos sentíamos parte. Pero antes de ponerme sentimental, te voy a decir porqué tenes que empezar a verla, si es que todavía no lo hiciste, así llegas al nueve de julio listo para vivir el final.

¿Y por qué digo que debes ver esta serie? Porque es necesario destacar primero la forma de abordar el tema del autismo, ya que no lo hace de una manera exagerada

Sam Gardner es el protagonista de esta serie. Un chico de 18 años, diagnosticado de TEA -trastorno del espectro autista- que está acabando el instituto mientras se plantea los retos de cualquier adolescente: conseguir la independencia para irse a estudiar y lograr tener una novia. Sam nos muestra su mundo desde su sinceridad, su objetividad y su fanatismo por los pingüinos. Siendo estas metáforas de las situaciones a las que se enfrenta. Aunque Sam es el protagonista, esta serie no deja de mostrarnos que pasa con su entorno. Como es la relación con su familia para con él y para con el afuera.

Por un lado tenemos a la madre sobreprotectora con su hijo, que entra en conflicto cuando su hijo le pide independizarse, por el otro tenemos al padre que se siente apartado por su mujer y sin poder establecer un vínculo con su hijo, y por último a Casey la hermana menor, que además de tener sus propios problemas se ve sumergida en el papel de tener que cuidar a su hermano. Con el pasar de los capítulos vamos a ver cómo estos personajes evolucionan y logran meterse poco a poco en cada uno de nosotros.

Sam nos muestra su mundo desde su sinceridad, su objetividad y su fanatismo por los pingüinos. Siendo estas metáforas de las situaciones a las que se enfrenta. Aunque Sam es el protagonista, esta serie no deja de mostrarnos que pasa con su entorno

¿Y por qué digo que debes ver esta serie? Porque es necesario destacar primero la forma de abordar el tema del autismo, ya que no lo hace de una manera exagerada. Sino que se desarrolla correctamente capítulo a capítulo. Segundo, es la forma en que la serie se enfoca en los personajes que acompañan a Sam, ya sea su familia y amigos. Y cómo cada uno de ellos se enfrenta y relaciona con el espectro. Y por último y no menos importante, la serie tiene la medida justa de comedia y drama. Una serie que de seguro te va a dejar reflexionando sobre la vida y la de los demás.

Dale play y maratoneá este fin de semana largo.

 

Sofia Portillo
Latest posts by Sofia Portillo (see all)
Comparti esta nota

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *