martes 25 de enero, 2022

365 Pehuajó

Tu portal de noticias.

Los goles de un emblema, el expulsado por arrojarle un golpe a un hincha y un clásico que nació para siempre. El primer Atlético – Independiente de la LPF


Independiente y Atlético, Atlético e Independiente comenzaran a disputar una de las llaves de semifinales del Torneo Liguista de Fútbol. Un clásico que divide una localidad y un fenómeno difícil de “encontrar” en otras latitudes.

Mones Cazón dará lugar a uno de los encuentros más importantes en la historia de estos dos clubes. “El León”, fundado hace un siglo de vida y “Los Diablos” con unos jóvenes 58 aniversarios.

La localidad de Mones Cazón, anclada en el interior productivo del país, constituye un caso no fácil de visualizar en otros pueblos. Dos equipos en una población de 1688 vecinos, de acuerdo al último Censo Nacional. Poco más de los 1426 y 1401, que marcaron los relevamientos de 1960 y 1970, pero muy por debajo de los 3876habitantes de 1980, previo a la gran inundación de mitad de década que provocó un desarraigo de casi el 50% de su población.

De esa manera “se dividen”. Entre el club centenario (13 de noviembre de 1921) Atlético y el que nacería 42 años después.

¿Es el de la semifinal el partido más importante para la historia de estos clubes? Rojos y auriazules volverán a jugar por “cosas” importantes. Es cierto que no es la primera vez, y tal vez no sea la última; pero si es la primera que se medirán cara a cara para conocer un finalista.

Existieron oportunidades donde se “cruzaron” en el petit torneo y solo una vez (mano a mano) pero para definir un sub campeonato.  Pero nunca, en la LPF, con un ida y vuelta, como serán los venideros días domingo, donde saldrá un finalista.

Campeones en Henderson

Atlético fue uno de los clubes fundadores de nuestra liga. Sub campeón en el primer torneo oficial de 1945, y en 1951 luego de sentirse perjudicado por el arbitraje y las decisiones de la Casa Madre de nuestro fútbol (se retiró en el partido final, y no se presentó en la revancha) decidió participar en la Liga de Henderson, donde alcanzaría el título de 1962. Independiente, fundado un año después de ese logro auriazul, comenzó a disputar el certamen del distrito vecino, junto a conjuntos de la localidad cabecera del partido, representantes de Daireaux, Salazar, Pirovano y Magdala entre otros. En 1970 Independiente se coronaría campeón de la liga Hendersonense.

1972

Para 1972 Atlético decide regresar a nuestro fútbol e Independiente hace su debut en la LPF. Por primera vez los dos clubes de Mones Cazón se “cruzarían” en la liga local. Un total de 13 equipos dijeron presentes, en un certamen que se jugó todos contra todos, clasificando a los ganadores de cada rueda, y a los dos mejores, para conformar un reducido de cuatro equipos. Torneo que finalmente ganaría Deportivo Argentino.

El 23 de julio de 1972 está la génesis de este clásico en la liga local. Por primera vez se vieron las caras de forma oficial, y fue en la cancha de Atlético, aunque el local fue Independiente.

Ricardo Juan Perotto

Nacido el 4 de marzo de 1949, Ricardo Juan Perotto es el jugador que convirtió el primer gol del clásico de Mones Cazón jugado en el certamen de la Liga Pehuajense. Con participación en Deportivo la temporada anterior, Perotto volvió a “calzarse” la casaca de su vida ese 1972.

Perotto salta a cabecear. Un partido ante Defensores en el certamen de 1972. (Foto. Noticias)

La campaña de ambos clubes estaba lejos de lo esperado. Solo por detrás marchaba Estudiantes Unidos. Más allá de esto, el clásico tuvo sus condimentos. La crónica del diario “Noticias” del día posterior hizo mención a un partido de bajo relieve técnico y de un flojo arbitraje, pero una justificada victoria diabla, basándose en el trabajo de González, Norryh, Gómez, Astudillo y el mencionado Perotto.

Dos goles

A los dos minutos Independiente se puso en ventaja con un soberbio tiro libre del mediocampista. El remate superó la barrera viajó hasta besar la red y poner en ventaja al “diablo”.

Un partido que comenzaba a quedar en la historia por ser el primero, también iba a tener un episodio, al menos curioso. A los cinco minutos, el local se quedó con un jugador menos. El motivo fue que Osvaldo Banegas se fue expulsado. “Le lanzó una trompada a un espectador”, señaló la crónica.  De esta manera, perdiendo por la mínima, Atlético jugó casi todo el partido con un valor menos.

 Partido

“Con un marco entusiasta de público se jugó ayer en Mones Cazón el clásico entre los dos conjuntos locales. Independiente y Atlético”, comenzó narrando el cronista de “Noticias” el “súper” fundacional en nuestra liga.

Atlético sin tener el orden necesario e Independiente malogrando algunas contras, o siendo neutralizadas por Galeotte, marcaban la parte final del cotejo, hasta que nuevamente apareció Perotto a los 40 minutos del segundo tiempo y con un remate preciso sobre la salida del arquero convirtió “un gol de muy buena factura”, para decretar el 2 a 0 final.  

Alineaciones

El local, Independiente, alistó a: Sánchez, Alcaraz, Fernández, Evangelista, H. González, Norrhy, Mendoza (Díaz), Astudillo, Perotto, Gómez y J. Astudillo.

Atlético, visitante en su cancha, alineó a: Galeotte, Gromaz, Aires, García, Vivas, Del Arco, Banegas, Bitulfo, Gambero, Capovila y Gelabert.

El árbitro fue Benito Cáceres y los goles fueron convertidos por Perotto, que aún sigue recorriendo las calles de su pueblo. Emblema rojo llegó hasta ponerse los guantes, cuando Independiente necesitó de un arquero.  Con un remate potente de media distancia, y un cariño por los colores, quedó en la historia por ser el primero en marcar en un clásico y por su hombría que le permitió ser reconocido por su conducta, cuando fue técnico de “El León” décadas después. Esos dos goles de Perotto entregaron el título a la crónica:  “El clásico fue para Independiente”. 

Síntesis del primer encuentro oficial por la LPF. (Diario Noticias)

Cruces

En los siguientes torneos de la década del 70, Atlético e Independiente se volverían a ver las caras. Con equipos que iban a ser protagonistas en algunos casos. En el certamen de 1974 clasificaron al reducido. Torneo que ganó Defensores, y donde Diablos y Leones jugaron para ver quien sería subcampeón (triunfo rojo) al culminar igualados en puntos, en otra historia que merece ser contada. En 1977, Atlético, que derrotó en la penúltima fecha a su clásico rival fue campeón e Independiente concluyó tercero.

La década del 80, tuvo como protagonista a Atlético que fue segundo en 1984. Para la década del 90, Independiente gritaría fuerte en 1999 (su primer y único título) mientras que Atlético cerraría el siglo festejando en el 2000.

Más allá de esto, en el campeonato de 1998 fueron protagonistas. El campeón fue Progreso, pero Atlético e Independiente (segundo y tercero) jugaron sus chances hasta el último minuto.

Con el nuevo mileno, Independiente llegó a los sub campeonatos de 2003 y 2009 (semifinalista en el 2010), mientras que Atlético, semifinalista en el 2007, gritó campeón por tercera vez en su historia en el 2008. En el 2011, compartieron zona de Petit, y accedió “El León” a semifinales, cayendo ante quien sería el campeón del certamen. En ese torneo, en el encuentro que sirvió a los festejos por el centenario de la localidad, el triunfo fue auriazul. 

Mones Cazón 

El presente los tiene mano a mano, en un encuentro marcado por ser el primero luego del parate impuesto por la pandemia de Covid 19 y convertirse en el cruce más relevante de este torneo.  Como nunca, como siempre, Mones Cazón se volverá a paralizar. Como sucedió ese 23 de julio de 1972, como sucederá en los próximos días. 

 

Comparti esta nota

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *