viernes 3 de diciembre, 2021

365 Pehuajó

Tu portal de noticias.

Beccar Varela busca modificar los pisos de facturación de Ingresos Brutos agropecuarios y eliminar el impuesto inmobiliario complementario


La senadora provincial de Juntos presentó un proyecto de ley que tiene como finalidad modificar los pisos de facturación de Ingresos Brutos de la comunidad agropecuaria y eliminar el impuesto inmobiliario complementario.

Con respecto a los pisos de facturación de Ingresos Brutos, el proyecto busca homogeneizarlos con la categoría “pequeña” de la escala de facturación de MIPyME propuesta por la Secretaria de Mediana Empresa, logrando de esta forma una actualización anual automática que contemple la inflación.

Beccar Varela, quien preside la Comisión de Asuntos Agrarios en el Senado bonaerense, señaló: “Si se suman los impuestos nacionales, provinciales y municipales, la presión impositiva actual para el sector agropecuario puede ser considerada confiscatoria. En el caso de los impuestos provinciales, explican alrededor del 25% de dicha presión fiscal, y ese número aumenta cada vez que se posponen las actualizaciones de los topes de facturación”.

Y agregó: “En un contexto inflacionario como el actual, la falta de actualización de los topes de facturación a partir de los cuales los contribuyentes tienen que pagar Impuesto a los Ingresos Brutos, genera que cada vez más productores de menor escala tengan que tributar por dicho impuesto, incluso cuando tanto la facturación, cómo los costos aumentan por efecto de la inflación y no por una mejora real de las condiciones del negocio”.

En efecto, la actividad agropecuaria es estratégica para el desarrollo del interior productivo bonaerense, no sólo por la capacidad de generación de riqueza y empleo, sino porque su importante aporte a la recaudación fiscal nacional y provincial, siendo la participación del Estado sobre la renta agrícola de un 61,4% en la Provincia de Buenos Aires, según un informe de Fundación Agropecuaria para el Desarrollo de Argentina (FADA) correspondiente a septiembre de 2021.

En cuanto a la eliminación del impuesto inmobiliario complementario, la senadora destaca el amplio debate que existe entre tributaristas sobre la legalidad de este impuesto, siendo considerado el componente complementario como un impuesto personal, a diferencia del Impuesto Inmobiliario que es real. En efecto, el Impuesto Inmobiliario Complementario es el que se abona por cada conjunto de inmuebles de una misma planta (baldío, edificado, rural), atribuibles a un mismo contribuyente y no la determinación catastral de cada una de las parcelas de tierra como sí sucede con el Impuesto Inmobiliario.

Al respecto, Beccar Varela manifestó: “En la práctica termina siendo un impuesto regresivo, porque no se calcula en relación a la cantidad de superficie de las parcelas, sino a la cantidad de unidades, existiendo muchos casos de productores pequeños o medianos, que por subdivisiones tienen la titularidad de varias parcelas pequeñas, pero igualmente tienen que abonar el tributo complementario, siendo éste muchas veces de un importe mayor que el propio impuesto inmobiliario”.

Comparti esta nota

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *