domingo 24 de octubre, 2021

365 Pehuajó

Tu portal de noticias.

Luciano Gentili: “Aguántame, vamos hasta Opus, entro y te llevó al Club. Yo con el bolso. Cuestión, nos agarró la policía y yo mostrando el documento”


Luciano Gentili dejó una marca imborrable en el fútbol local. Campeón con Estudiantes Unidos y Unión de Curarú, también dejó su selló en KDT y Defensores del Este. Elegido en tres ocasiones como el mejor jugador de la liga en el anuario Jugar por técnicos y jugadores. Un recorrido por su carrera y recuerdos para compartir.

 

¿Dónde arrancaste a jugar al fútbol y por qué?

Arranque a los 4 años en un club de mi barrio llamado Retiro Norte. Me llevó una amiga de mi mamá llamada Mirian y desde ese día, jamás dejé de patear una pelota o mejor dicho de tratar de agarrarla. (Risas)

¿Siempre al arco o alguna vez fuiste al centro?

Arranque arriba porque era el más grandote y como ocupaba todo el arco para esa edad me mandaron al arco. Decisión acertada. (Risas)

¿Pero te gustaba o te empezó a gustar?

De chiquito lo sufría mucho. No terminaba ningún partido cuando me hacían más de tres goles. Pobre mis padres, tenían que estar atrás del arco. (Risas)

Abandonabas… (Risas)

Así decían. (Risas)

¿A qué edad debutaste en Primera?

A los 20 años en la LPF.

¿En La Plata no habías jugado?

No jugué nunca en la liga de La Plata. Hice inferiores en Gimnasia, Estudiantes, Racing y Defensa y Justicia. De ahí me fui a Pehuajó.

Estuviste en Gimnasia siendo de Estudiantes…

Sí, pero era chico. (Risas) Lo mejor que me dejó Gimnasia fue conocer a quien hoy es un referente y padre en lo futbolístico, Gustavo Piñero- Después lo tuve en Racing. El número uno en esa labor.

¿Qué te dejó ese paso por los equipos de AFA?

La formación, los valores y lo difícil que es ser un jugador de fútbol profesional. El sacrificio, la responsabilidad y el ir detrás de un sueño constantemente. Cuando ves que no se llega, estar tranquilo que uno dejo lo mejor.

¿Es verdad que en tu primer amistoso en la LPF te comiste cinco goles?

Si, fue terrible. No toque una pelota. Terminó el partido y no saludé a nadie. Me encerré en el Piccolini, apagué el celular y a las 12 de la noche me tomé el micro el de vuelta. No sé qué vieron Iglesias y Denuncio para volver a llamarme. (Risas) Igual ese día cuando me iba re caliente para el vestuario, me paro un hombre y me dijo, “arquero tranquilo que Fillol también se comió 5”. Con el correr del tiempo lo empiezo a ver en la cancha. Era “Corcho” Civelli.

Si hubiera sido en infantiles te hubieras ido antes…

Si, de eso olvídate. (Risas)

A Iglesias y Denuncio eternamente agradecido…

Obvio. Es el día de hoy que tengo excelente relación con los dos. Ellos están en la historia grande del Club sin lugar a dudas. Siempre buscaron eso y lo lograron.

¿Te acordas de ese primer partido luego del fatídico debut?

El primer partido oficial fue contra Unión de Curarú, ganamos 3 a 1 y atajé un penal.

Justo Unión…

Si, tenes razón. Terrible coincidencia.

¿Qué te acordas de la tarde en Paso y la caravana de regreso?

Son momentos únicos. Vino toda mi familia de La Plata. Habían seguido toda la campaña por radio. Fue una tarde, noche y amanecer único. (Risas) Me acuerdo que no llegábamos más al club de la cantidad de gente en los accesos. Fue muy emotivo. Rompimos una racha de 19 años. Sentíamos que no se nos podía escapar. Entrabamos a la cancha y sabíamos que algo pasaba. Pero no perdíamos.

Diecinueve años cortaste en Estudiantes y el primero de Unión. Nada mal…

(Risas) Casi meto triplete en KDT. Hubiese sido histórico. Estuvimos a nada.

¿Es verdad que cuando estabas caído en el área, el árbitro te acercó y te dijo, “No la tires afuera que lo término”?

Si, exacto. Ya iban 95 minutos. Me mostró el reloj. Pero es fútbol. Tuvimos después otro partido para ganarlo y lo perdimos. Deportivo fue justo campeón.

¿Cuál fue la mejor anécdota que te quedó en la LPF?

Hay muchas para contar, imagínate que fueron trece años. En cancha de Calaveras en 2006. Se armó un tumulto, el árbitro era “Marito” Correa y obvio que había tumulto. (Risas) En ese momento, entra un hincha de “Cala” y me tiró un baldazo de agua. Increíble. (Risas) De esa no me olvido más. Me empapo todo y encima cuando fui a decirle a Mario, me sacó amarilla. Para, me acorde una que me paso que es terrible.

Contala…(Risas)

Jugábamos semifinal con Fútbol Club. El “Tío” Iglesias Me pide que vaya antes. Viajo el jueves a la noche y llego tipo cuatro de la mañana. El encargado era Damián Pascual en irme a buscar. Llego, estaba ahí y me dice, “aguántame, vamos hasta Opus, entro y te llevó al Club”. Yo con el bolso. Cuestión, nos agarró la policía y yo mostrando documentos. Un quilombo se armó. (Risas). El “Tío” me llama y me dice, te dije que vengas un día antes y te fuiste al boliche. (Risas)

¿Cuál fue el gol más tonto que te hicieron en la Liga?

Jugando para Unión contra Maderense. De un off side. Pablo García le pegó y me la clavó como de 80 metros. Igual tenia viento en contra. En Curarú hay vientos de 300 kilometros por hora. (Risas)

¿Se complicaba jugar con viento?

Si y mucho. Levantaba hasta las vacas, Las hace volar. (Risas)

¿Los campeonatos fueron la mayor alegría en la Liga?

Si, obvio. Los campeonatos son un trofeo del sacrificio y la dedicación. Un premio para toda la vida. Pero lo mejor que me dejó la LPF, fue la gente, las amistades que me quedaron, el reconocimiento de mis colegas y de los dirigentes en cada club que jugué. Obvio que también de los hinchas. Eso es lo que más me da alegría

¿Y tu mayor tristeza?

Perder la final con KDT. Eso me dolió mucho y no haber podido culminar el campeonato con Unión de 2017.

¿Por qué no pudiste terminarlo?

El que me conoce sabe cómo me manejé y como me manejo. Soy un hombre de valores. Hubo cosas que no coincidía y decidí dar un paso al costado. Cuando sos capitán de un equipo, tenes que pensar en tus compañeros antes que en vos. Por eso sos capitán, para defender a tus compañeros y me dolió mucho. Porque con la gente de Unión tenemos una conexión particular y para toda la vida.

¿Por qué se te dio por patear penales?

Se lesiono “Coki” Giménez y no teníamos encargado de patearlos. Los chicos me jodían que me haga cargo yo y así arranqué.

Como te pregunté de Estudiantes. Te pregunto de la tarde que salieron campeón con Unión. ¿Qué te acordas de esa tarde?

Inolvidable. Cada vez que lo recuerdo no puedo no emocionarme. Hubo una gran conexión entre los hinchas y los jugadores. Fue algo histórico que sigue vivo al día de hoy.

¿Cuáles son las mejores tapadas tuyas en la LPF?

Contra Progreso en la primera final en cancha de Estudiantes. Un tiro libre, faltando cinco minutos a mano cambiada. Y un mano a mano en la final con KDT. También, faltando poco. Fueron atajadas que hubiesen cambiado las cosas. Esas dos elijo.

Ya llevas una década y media viajando todos los fin de semanas. ¿Cada vez cuesta más armar el bolso?

Uff sí. La verdad que sí. Estos dos últimos años conocí un club hermoso, El Ceibo de Casbas, que me sorprendió y la verdad que lo hice con muchas ganas. Lo disfruté porque eran los últimos años. Pero creo que llegó el final o está muy cerca. (Risas)

Si me tenes que elegir tres arqueros… ¿Cual me elegís?

Los que yo vi o compartí cancha. Para mí no hay mejores, sino que marcan una época. Para mi son el “Gato” Díaz y Víctor Volpe.

¿Si tenes que armar tu 11 inicial con jugadores que te han sido compañeros tuyos. ¿Cómo formaría el equipo de “Lucho” Gentili?

Yo en el arco. Porque quiero jugar con ellos. (Risas) Carrica, Barontini, Cicardi, Burgos, “Potro” Díaz, Zegarra, Enzo López, Pablo Cioffi, Cadorín, Lucas Andrich y me faltan muchos, muchos. Dupla técnica: Landaburu –Aguirre.

Muchos KM juntos con Enzo López…

Una gran cantidad y muchas finales juntas.

¿Lo volvieron loco en la época dorada de Estudiantes siendo de Gimnasia en los viajes?

Ya son casi 12 años de cargadas. Ya no hay más que cargar. (Risas)

¿Te queda algo pendiente en el fútbol?

No. Soy un agradecido de todo lo que me dio. Cuando pasan los años, uno se va dando cuenta de las cosas que logró y el logro más importante son los vínculos afectivos que logré todo este tiempo en cada lugar que estuve. Eso vale más que cualquier logro deportivo

¿Qué compañero elegirías para pasar la cuarentena?

Sin lugar a dudas a Juan Andrés Burgos.

¿Tan insoportable es?

Terrible secador. Igual haría una casa de gran hermano.

¿Cuáles serían los 15 participantes?

Burgos, Funes, Barontini, López, Cadorín, Amoroso, “Gato” Díaz, Pablo Cioffi, Frankeberger, Locastro, “Bachi” Bianchi y no sé quién más. (Risas)

¿Qué es el fútbol en tu vida?

Una pasión, pero sobre todo una forma de vivir. (Nota publicada en Lanza la Bola – Por Nico Pérez)

Comparti esta nota

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *